El presidente Andrés Manuel López Obrador aseguró que se hace la prueba de COVID-19 una vez a la semana, por lo que- asegura- lleva aproximadamente seis u ocho pruebas realizadas.

“Me hago una prueba por lo general, por semana, para estar seguro, sobre todo para no contagiar a nadie, por lo general me hago la prueba los martes…Mañana me corresponde, llevo como unas seis u ocho”, aseguró el mandatario mexicano en conferencia de prensa matutina.

Además, destacó que él se cuida guardando la sana distancia y, “afortunadamente no he tenido síntomas desde el principio se ha mencionado que si hay tos, calentura, dolor de cuerpo pues hay que asistir al médico y hacerse la prueba”.

“Yo me cuido y le diré a toda la gente como siempre que no debemos descuidarnos, es una pandemia muy peligrosa, terrible, causa mucho daño, mucho dolor, sobre todo se ensaña con quienes tiene más edad, con quienes tiene padecimientos cardíacos, hipertensión, diabetes”, mencionó el presidente de México.

COVID-19 en Gobierno Federal

En este sentido, López Obrador recordó que la pandemia ha afectado a varios funcionarios de su gobierno y que a algunos “les ha pegado muy fuerte y a otro menos”.

“Ahora le afectó al almirante Ojeda y pues tenemos comunicación con él, está bien, hablé con él antier y ayer y no tiene molestias mayores, está bien… Estuvimos juntos el viernes y bueno pues todos los días en la mañana nos reunimos en la reunión de seguridad, pero como guardamos sana distancia pues no necesariamente tiene que haber contagio, entonces vamos a esperar a la prueba de mañana”, comentó el titular del Ejecutivo.