Patricia Rodrigues, mujer fitness de 34 años, murió tras someterse a una operación estética de glúteos en una clínica sin licencia.

En redes sociales conmociona el caso de mujer que murió tras inyectarse silicona industrial en los glúteos.

Patricia Rodrigues dos Santos, mujer fitness de 34 años, murió por someterse a un procedimiento estético en una clínica sin licencia.

Patricia Rodrigues murió tras inyectarse silicona industrial

De acuerdo con Infobae, Patricia Rodrigues, nutrióloga de profesión, acudió a un salón de belleza en donde un masajista le aplicó la silicona industrial.

Sin embargo, Patricia Rodrigues perdió la vida por complicaciones con su salud.

La mujer fue internada en un hospital en estado crítico, pero falleció horas después de que le inyectaron la silicona industrial.

Patricia Rodrigues murió tras inyectarse silicona industrial

Leonardo Lima de Souza, masajista que atendió a Patricia Rodrigues, fue interrogado por la Policía y comentó que la hoy occisa llevó la sustancia que le suministró.

En entrevista, el policía Allan Duarte habló del caso Patricia Rodrigues, y dijo:

“La sospecha es que murió por una microembolia, que es compatible con el uso de este producto. Estamos esperando un examen adicional para confirmarlo”.

Patricia Rodrigues murió pocas horas después del procedimiento estético

Patricia Rodrigues pagó 382 dólares por el tratamiento estético, pero se desconoce el lugar en el que compró el material que resultó tóxico.

Por lo anterior, Walter Palis, presidente del Consejo Médico del estado de Río de Janeiro, hizo un llamado a la población por la muerte de Patricia Rodrigues.

Patricia Rodrigues murió tras inyectarse silicona industrial

Walter Palis recomendó a la ciudadanía tomar precauciones al someterse a un tratamiento estético.

‘Puede parecer sencillo, pero está claro que no lo es. Es crucial que los interesados se aseguren de verificar que quienes ofrecen estos servicios tengan la autorización necesaria’, añadió Palis tras la muerte de Patricia Rodrigues.

El caso Patricia Rodrigues debe servir de ejemplo para las personas que piensan en tratamientos estéticos, ya que estos necesitan llevarse a cabo en lugares autorizados y por personal calificado.