El uso de cubrebocas para prevenir o evitar la propagación del Covid-19 se ha convertido en un tema controversial al rededor del mundo, pues hay personas que aún se rehúsan a esta medida que ha provocado enfrentamientos, y recientemente llevó a un par de mujeres a apuñalar a un guardia de seguridad en Chicago.

Los hechos ocurrieron el pasado 25 de octubre, cuando las hermanas Jayla y Jessica Hill, de 18 y 21 años respectivamente, arribaron a una tienda de zapatos en el condado de Cook, en Chicago, y el guardia de seguridad les pidió el uso del cubrebocas para poder acceder, por lo que iniciaron una confrontación verbal.

Fue entonces que Jessica, la mayor de las hermanas, sacó un cuchillo y apuñaló al guardia en el brazo, espalda y cuello en 27 ocasiones, mientras que Jayla tomaba al desafortunado hombre por el cabello para evitar que se moviera.

Tanto Jessica como Jayla también fueron llevadas al hospital por laceraciones menores, pero quedaron bajo resguardo, acusadas del delito de intento de asesinato en primer grado.