Elementos de la Guardia Nacional y de la Policía Michoacán arribaron este viernes a la población de La Cuchilla, municipio de Buenavista, luego de que el pasado 10 de noviembre los pobladores denunciaron que han sido obligados a abandonar sus hogares ante la amenaza de integrantes del Cártel de los Viagras.

Cabe destacar que la Comisión Estatal de Derechos Humanos (CEDH) llamó el jueves a las autoridades correspondientes la atención de las quejas interpuestas a este organismo por parte de algunos de los lugareños: “La CEDH exhorta a las autoridades de seguridad y procuración de justicia para que se brinden las condiciones de legalidad y seguridad jurídica a los pobladores ”.

Foto: Cuartoscuro

Ante las observaciones, la Secretaría de Seguridad Pública (SSP) señaló mediante un comunicado que los elementos de ambas organizaciones acudieron este viernes para atender el informe de los ciudadanos, por lo que fueron reforzados los operativos en dicha zona.

Por su parte, la CEDH señaló que el desplazamiento forzado de personas a consecuencia de la violencia en sus regiones, es un fenómeno presente en Michoacán que requiere la atención inmediata de las autoridades estatales y municipales para garantizar el pleno goce de sus derechos humanos.

“Este organismo advierte la urgente necesidad de que el gobierno de Michoacán y los municipios en donde se registra este fenómeno coordinen acciones para la atención de estas familias”, declaró este jueves.

Foto: Cuartoscuro

Además, la Visitaduría Regional de Apatzingán anunció integrará un expediente de oficio por la omisión de las autoridades municipales en la atención de las personas desplazadas; además de vigilar que se les brinden los servicios básicos necesarios en materia de salud, alimentación, vivienda y empleo en tanto existen las condiciones para que puedan regresar a sus hogares.

Cabe recordar que en el mes de agosto la CEDH hizo un exhorto al gobierno del estado y municipales para que se atendiera sin dilación el fenómeno de la desaparición forzada de personas, especialmente en la región de la Tierra Caliente, luego de los hechos de violencia ocurridos en la localidad de El Aguaje, Aguililla que derivó en el desplazamiento de alrededor 200 familias familias.