Cumbre de Líderes: Lo que Dejó la Reunión de los Tres Amigos

Share

Durante el encuentro tripartita, los mandatarios lograron varios acuerdos en materia de migración, seguridad y comercio


En el mensaje de cierre de la Cumbre de Líderes de América del Norte, los tres mandatarios mostraron un frente común para trabajar juntos por la integración, intentando restar importancia a las frustraciones de los tres en materia migratoria y comercial.

Una de las principales tensiones fue la del presidente de Estados UnidosJoe Biden, y del presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, quien reclamó al estadounidense el “abandono” y “desdén” de Washington hacia América Latina, pese a que Biden ha puesto como prioridad en su agenda de política exterior la reparación de alianzas.

Pero un día después a este reclamo, la situación se percibía más optimista.

El presidente Joe Biden indicó que “los tres somos verdaderos socios”, agregando que sentían “auténtica simpatía” entre sí.

Compartimos una visión común para el futuro, basada en valores comunes

Por su parte, López Obrador agradeció que no se construyera “ni un metro de muro”, aludiendo a las acciones que realizó Trump durante su mandato. Y se sumó a las prioridades de EUA de combatir las muertes por fentanilo, droga producida en México, pero no muy consumida en el país, ya que para los cárteles es más lucrativo exportarla.

El presidente mexicano indicó: “Nos importa mucho el poder ayudar”

No es un asunto sólo de Estados Unidos; es que si no enfrentamos este problema, este flagelo, lo vamos a padecer nosotros también

Los tres mandatarios dejaron en claro su intención de trabajar en un solo frente para atender asuntos prioritarios como la migracióncompetitividadseguridad regional y el cambio climático.

También hicieron el compromiso por explorar estándares para desarrollar el hidrógeno como una fuente regional de energía y dar soluciones de energía limpia, según la Declaración de Norteamérica.

De la misma manera, se acordó la conformación de cadenas de suministro regionales más firmes, así como promover inversión en industrias clave como los semiconductores y baterías para vehículos eléctricos.

Además los tres países buscarán estrategias para fortalecer la seguridad contra “amenazas domésticas, regionales y globales, incluyendo las amenazas cibernéticas”.

López Obrador enfatizó uno de los puntos en los que los tres líderes coincidían plenamente, como la defensa de la democracia brasileña ante los más recientes sucesos, e instó a Biden a dejar atrás el “intervencionismo hegemónico” en favor de la integración del continente americano.

Insistió además en que el Congreso de Estados Unidos regularice la situación de los migrantes mexicanos indocumentados que trabajan en los sectores donde los empresarios estadounidenses les es complicado encontrar trabajadores.

Mientras que el primer ministro canadiense, Justin Trudeau, indicó: “Como continente somos únicos”

Algunos puntos clave de la cumbre giraron en torno a mejorar nexos entre los tres países: el objetivo compartido de una América del Norte más fuerte en materia de energía y de semiconductores, el clima, reducir emisiones de metano, gestionar las grandes oleadas de migrantes que llegan a la región y una estrategia para hacer frente a futuras amenazas para la salud relacionadas con la pandemia.

Respecto al cuestionamiento de López Obrador Biden sobre terminar con el abandono y desdén hacia América Latina y el Caribe, Joe Biden defendió el gasto de miles de millones de dólares de Estados Unidos en ayuda a todo el mundo.

En tanto, en el encuentro entre Biden y Trudeau, la Casa Blanca informó que los líderes hablaron sobre la guerra en Ucrania y la oportunidad “de fortalecer las cadenas de suministro para minerales, vehículos eléctricos y semiconductores, a fin de alcanzar el pleno potencial económico de nuestro continente compartido”.

“Hay muchas razones para ser optimistas, especialmente para los que viven en nuestros países”, indicó Trudeau, “pero se necesitará mucho trabajo, algo a lo que ni usted ni yo ni la mayoría de nuestros ciudadanos jamás han temido”.

Biden recordó que juntos “estamos logrando cosas realmente significativas. Usted siempre ha estado allí cada vez lo que lo he necesitado”.

Una conversación mucho más familiar que la sostenida con López Obrador, ya que no han tenido las mejores relaciones en los últimos años.

A pesar de ello, ha habido intentos de acercar posiciones como el gesto que realizó Biden al volar al nuevo Aeropuerto Internacional Felipe Ángeles, proyecto emblemático de López Obrador, y fuente de controversia a nivel doméstico.

Convoy de Joe Biden Rumbo a Hotel

Con información de AP.