EU pide a la Corte Suprema que permita restricciones al proceso de asilo

El Gobierno de Donald Trump acudió a la Corte Suprema de Estados Unidos (EU) para desbloquear una nueva normativa que restringe el derecho de asilo en la frontera con México que había sido suspendida por un juez federal.

El representante legal del Gobierno ante la Corte Suprema, Noel Francisco, argumentó que la suspensión “interfiere de forma indebida con la autoridad del poder ejecutivo para establecer una política migratoria”.

En julio, el juez federal Jon Tigar, suspender la entrada en vigor del reglamento que hacía que la mayoría de los migrantes que llegan a través de la frontera Sur de EU fueran inelegibles para solicitar refugio.

Con esta nueva norma sobre el derecho de asilo, Trump buscaba procesar únicamente los casos de extranjeros que demostraran que habían solicitado asilo en al menos un país antes de EU y que su petición había sido denegada en última instancia.

Para el abogado del Gobierno, “Estados Unidos ha experimentado un alza sin precedentes en el número de extranjeros que entran de forma ilegal en la frontera sur y que si son aprehendidos, piden asilo y permanecen en el país mientras se resuelven sus demandas”.

En julio, 82 mil migrantes fueron detenidos, una cifra que refleja una caída de 21% con respecto al mes anterior, tras un acuerdo con México para frenar el flujo. Pese a ese descenso, la cifra sigue siendo más del doble que la del mismo mes de 2018, y fue registrada durante el verano, cuando la cantidad de migrantes normalmente disminuye.

La mayoría son familias de Guatemala, Honduras y El Salvador, que huyen de la violencia y la pobreza en el Triángulo Norte de Centroamérica.