¿Quién era Marijo? Conoce su historia y por qué exigen justicia por ella

María José Medina Flores tenía 19 años de edad cuando fue reportada como desaparecida; estudiante de quinto semestre de veterinaria en la Universidad Michoacana de San Nicolas de Hidalgo; originaria de Salvatierra en el estado de Guanajuato.

Esta joven fue reportada como desaparecida el día 16 de febrero del año 2017 por su familia, después de no haber tenido contacto por algunos días.

En entrevista para Grupo CB, José Antonio Medina, padre de Marijo, quien ha estado al pendiente de los avances con la Fiscalía General del Estado (FGE) desde el día que desaprecio, explicó que su hija estudiaba entre semana en la ciudad de Morelia y los fines de semana regresaba a Salvatierra con su familia.

Esa semana se encontraba de vacaciones, sin embargo, la joven acudió a unos cursos por parte de la escuela en la que estudiaba. Llegando el viernes, cuando ella debía regresar, sus familiares no tuvieron contacto con ella y decidieron ir a Morelia para buscar a la joven, al no encontrarla, inmediatamente la reportaron como desaparecida, explicó el señor Antonio Medina.

“Estaban de vacaciones, pero se fue ella porqué iba a terminar su carrera de ingles con un curso de perfeccionamiento y fue que fue a parar estando allá de vacaciones y se va un lunes, esperábamos que llegara el viernes como de costumbre, cuando estaba en clases siempre hacíamos lo mismo, se iba el lunes en la amañan y regresaba el viernes por la tarde. Esta vez no regreso el viernes, y le hice unas llamadas pero no me contesto y no le di mucha importancia porque eso también pasaba en algunas ocasiones”, dijo.

Después de realizar el proceso de búsqueda, la FGE reportó un cuerpo en la carretera a Atécuaro con signos de violencia sexual, el cual fue identificado como la joven María José.

“En frente de donde estábamos, me sale al encuentro una licenciada y me dice que sí habían encontrado a mi hija, que estaba en el SEMEFO y obviamente no le di crédito, en eso vi a mi hijo lo vi llorando y me fui corriendo atrás de él y me dijo que ya la había identificado, que si era mi hija”, dijo.

Posteriormente, el papá explicó que una de las compañeras de habitación de su hija, dijo saber que junto con algunos amigos se irían a un bar de Altozano; al lugar llegaron tres hombres, uno de ellos tuvo contacto directo con la joven y en los videos se puede observar como salen del lugar, el padre afirma que en ese momento fue vista por última vez.

El señor Antonio Medina resumió que se abrió una carpeta de investigación para cuestionar a todas las personas implicadas. Asimismo, resaltó que hace casi 2 años se tuvo contacto con una persona idéntica al hombre con quien fue vista Maria José, sin embargo, no pudieron hacer más que esperar a que el sospechoso pisara territorio michoacano.

Finalmente, refirió que desde entonces hasta la fecha no se ha tenido solución por parte de la Fiscalía, detallando que ha estado llamando aproximadamente cada mes para recibir avances, sin embargo, no han dado ninguno.

Ante esta difícil situación, él como padre de familia exige justicia para su hija, con el apoyo de colectivos feministas que han realizado movilizaciones y actividades para presionar a las autoridades estatales.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *