Clima de México aumentó 1.4 grados, 50 por ciento más que el promedio mundial; ésta es la razón

México ha tenido un aumento promedio de temperatura de 1.4 grados centígrados, casi el 50 por ciento más que registra el resto del mundo, que tuvo un aumento promedio de 0.98 grados. Esto es una clara señal de la emergencia climática que se vive por la quema de combustibles fósiles.

El coordinador general del Servicio Meteorológico Nacional, Jorge Zavala Hidalgo, dijo que las inundaciones que se dieron el año pasado en Tabasco y Chiapas son un síntoma inequívoco del calentamiento global. También la gran cantidad de ciclones y huracanes que se vieron en el Atlántico reflejan la crisis climática que se vive. 

Esta medición se hizo tomando como referencia el periodo entre 1981 y 2010. En México el incremento fue de 1.4 grados, a diferencia del resto del planeta, en donde se registró un incremento de 0.98 grados.

La actividad industrial es una de las grandes causantes del cambio climático
FOTO: Twitter

Lluvias y cambio climático las consecuencias 

Zavala Hidalgo detalló que del 26 de octubre al 6 de noviembre de 2020 cayeron en El Escalón, Chiapas, mil 98 milímetros de agua, es decir, un poco más de todo lo que llueve en un año en la Ciudad de México. Además, en la temporada de huracanes se presentaron 30 ciclones tropicales con nombre en el Atlántico. Esta cifra rompió el récord que se tenía de 2005 con 28 fenómenos de este tipo. 

Por otro lado María Amparo Martínez, directora general del Instituto Nacional de Ecología y Cambio Climático, reconoció que a nivel local, el elemento que provoca un calentamiento más acelerado es el carbono negro, que se produce por la quema de diésel y combustóleo. Esto es provocado por diferentes actividades industriales y económicas de nuestro país. 

Estos elementos como el carbono negro, se generan por el funcionamiento de los automóviles, camiones, industrias, quema de basura y otras actividades industriales. Además del calentamiento global, este fenómeno también genera contaminación y probables daños a la salud.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *