Romero Deschamps no renunció a Pemex, se jubiló, según documento obtenido por Despierta

Carlos Romero Deschamps, exlíder del Sindicato de Trabajadores Petroleros de la Republica Mexicana (STPRM), no presentó su renuncia como trabajador de Petróleos Mexicanos (Pemex), sino que solicitó su jubilación, de acuerdo a un oficio del sindicato petrolero fechado el martes 16 de marzo de 2021, al que tuvo acceso Despierta, dirigido a Franco Veites Palavicini, subdirector de capital humano de Pemex.

En el documento se solicita que “al compañero Carlos Antonio Romero Deschamps, con nivel 35 (sueldo aproximado de 50 mil pesos al mes), adscrito al departamento del centro de trabajo ‘Refinería Miguel Hidalgo’, en Tula, y socio activo de la sección 35 del sindicato, se le conceda el beneficio de la jubilación en términos de la regla 1 de la cláusula 134 del contrato colectivo de trabajo”.

Firman el documento Manuel Limón Hernández, secretario del Interior de Actas y Acuerdos, así como Daniel Aguado Rojas, secretario del Exterior y Propaganda, del STPRM.

La línea de tiempo de Deschamps

En 1961, Carlos Romero Deschamps se afilió al PRI, a los 17 años.

En 1993 asumió la secretaría general del Sindicato de Trabajadores Petroleros de la Republica Mexicana (STPRM). Durante su gestión vio pasar a doce directores de Pemex.

Fue diputado federal en tres ocasiones y dos veces senador.

Hay múltiples acusaciones en su contra, pero ninguna ha prosperado.

En 2000 fue el escándalo del llamado Pemexgate. 500 millones de pesos de los trabajadores petroleros fueron utilizados para financiar la campaña presidencial de Francisco Labastida por el PRI.

En 2003 inicia un proceso por peculado electoral. Tres años después se suspende por falta de pruebas y en 2011 el caso fue cerrado.

En 2011, Pemex entrega al sindicato un préstamo por 500 millones de pesos. El objetivo, construir casas para los petroleros. A la fecha no está claro cuál fue el destino de esos recursos.

En 2016, el movimiento Petroleros Activos en Evolución acusó a Romero Deschamps por enriquecimiento ilícito, delincuencia organizada y lavado de dinero.

En 2019, trabajadores presentan una denuncia en su contra ante la Subprocuraduría Especializada en Investigación de Delincuencia Organizada (SEIDO) por delincuencia organizada, lavado de dinero, evasión y defraudación fiscal, y operaciones con recursos de procedencia ilícita por 150 millones de dólares.

En febrero de 2019, el Frente Nacional Petrolero lo acusa de administración fraudulenta, fraude sindical y rendición de cuentas de las cuotas sindicales.

En junio de 2019, la Unidad de Inteligencia Financiera presentó dos denuncias: enriquecimiento ilícito y lavado de dinero.

El 19 de octubre de 2019 renunció a su cargo como secretario general del sindicato y finalmente el 16 de marzo se da a conocer su renuncia como trabajador activo de Pemex.

Con información de Despierta

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *