Detienen a spring breakers acusados de drogar y violar a mujer encontrada muerta

Las autoridades de Miami Beach (EE.UU.) mantienen detenidos a dos jóvenes turistas arribados a la ciudad con motivo de las vacaciones de primavera, o “spring break“, acusados de drogar y violar a una mujer que fue hallada muerta en su habitación de hotel.

Evoire Collier, de 21 años y quien este martes, 23 de marzo, tiene prevista una comparecencia en corte, y Dorian Taylor, de 24, ambos residentes de Carolina del Norte, afrontan cargos de robo con violencia, agresión sexual, hurto menor y uso fraudulento de tarjeta de crédito, de acuerdo al expediente judicial.

Los dos hombres, que se hallan detenidos desde el domingo, 21 de marzo, en una cárcel del condado de Miami-Dade, podrían enfrentar cargos más graves si el examen del médico forense confirma que las drogas utilizadas para sedar a la joven, de 24 años y de Pensilvania (EE.UU.), le causaron la muerte por sobredosis.

Según el documento judicial, la mujer fue hallada semidesnuda y sin vida el pasado jueves, 18 de marzo, en la habitación del hotel en el que se hospedaba, ubicado en el turístico vecindario de South Beach, donde desde hace un mes hay multitudes de jóvenes por las vacaciones de “spring break” y donde se producieron varios desmanes.

Los dos jóvenes presuntamente usaron las tarjetas de crédito de la víctima en locales de South Beach. Cuando fueron arrestados por la Policía tenían las tarjetas y el teléfono de la joven.

Las cámaras de vigilancia mostraron a los dos jóvenes entrando con la mujer a la habitación de hotel, el cual abandonaron una hora después sin la víctima.

Collier confesó a los agentes que lo detuvieron el sábado que él y Taylor conocieron a la mujer en un restaurante local, le dieron una “píldora verde”, que los detectives sospechan se trata del poderoso analgésico Percocet, y fueron al hotel para mantener relaciones sexuales.

La mujer quedó inconsciente y los dos jóvenes hurtaron pertenencias de la víctima, incluidas tarjetas de crédito que usaron en varios comercios de Miami Beach.

La detención se da a conocer en momentos que esta ciudad del sur de Florida libra una batalla contra las multitudes de jóvenes turistas y otros del estado que pasean sin mascarillas, además de varios desórdenes que motivaron la detención de más de un millar de personas desde el pasado 3 de febrero.

El pasado fin de semana, los agentes debieron esforzarse para controlar una multitud que no respetó ni las normas de prevención ante el COVID-19 ni el toque de queda vigente desde el sábado, que se extenderá hasta el 12 de abril.

El uso de personal del grupo especial SWAT (Armas y Tácticas Especiales) y de balas de pimienta durante los operativos para hacer cumplir el toque de queda durante el fin de semana fue criticado por algunos líderes afroamericanos, que lo consideran excesivo para reprimir a universitarios, en su mayoría de raza negra.

El toque de queda, que rige a partir de la 8 de la noche y hasta las 6 de la mañana, de jueves a domingo, incluye el cierre de los bares y restaurantes en una amplia zona de South Beach, en el sur de Miami Beach.

Durante esas horas se cerraron los tres viaductos de acceso al sur de la isla de Miami Beach: MacArthur, Venetian y Julia Tuttle, para evitar el ingreso de estos estudiantes, que tiene inconformes a residentes y trabajadores del área.

Con información de EFE

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *