¿Por qué surge la consulta popular para enjuiciar a expresidentes?

El mandatario Andrés Manuel López Obrador propuso que los ciudadanos fueran consultados sobre si los últimos cinco expresidentes de México debían ser investigados y, en consecuencia, ser enjuiciados. 

La primera vía que se intentó para realizar la consulta fue a petición de los ciudadanos, pero al no juntarse el número de firmas necesarias, fue el presidente el que envió la solicitud y la Cámara de Diputados avaló la realización de la consulta.

En un primer momento, el presidente envió una primera pregunta y la cual fue modificada por la Suprema Corte de Justicia y quedó que la siguiente forma: ¿Estás de acuerdo o no en que se lleven a cabo las acciones pertinentes, con apego al marco constitucional y legal, para emprender un proceso de esclarecimiento de las decisiones políticas tomadas en los años pasados por los actores políticos, encaminado a garantizar justicia y los derechos de las posibles víctimas?”

La posible investigación y sanción sería por hechos ocurridos antes, durante y después de las gestiones encabezadas desde Carlos Salinas de Gortari hasta Enrique Peña Nieto.

Cabe señalar que el político tabasqueño aclaró este martes 22 de junio aclaró que no participará en la consulta, “tampoco quiero pasar a la historia como tapadera”. 

Se debe tener en cuenta que un resultado será vinculatorio, de acuerdo con lo que establece la Constitución, la participación total, debe corresponder, al menos, “al 40% de de los ciudadanos inscritos en la lista nominal de electores para los poderes Ejecutivo y Legislativo y las autoridades competentes”.

Al tomar en cuenta la actual lista nominal, tendrían que participar más de 37 millones de personas, para que se cumpla con dicha proporción. Para la realización de la consulta popular serán destinados 528 millones de pesos, de acuerdo con información de El Economista.

¿Qué razones dio AMLO para buscar enjuiciar a cinco expresidentes?

Carlos Salinas de Gortari (1988-1994): privatización de empresas estatales y profundizar la desigualdad en el país, “se entregaron a particulares nacionales o extranjeros bienes públicos” ,refirió el político tabasqueño.  

Ernesto Zedillo (1994-2000): continuar con la privatización de empresas estatales y aprobar la conversión de deudas privada a públicas, lo que se le conoce como Fondo Bancario de Protección al Ahorro (Fobaproa).

Vicente Fox (2000-2006): intervenir en la elección del 2006.

Felipe Calderón Hinojosa (2006-2012): por la estrategia militar aplicada para combatir la inseguridad, además de exacerbar la violencia con la guerra contra el narcotráfico, lo que ocasionó un mayor dominio de los cárteles de la droga.

Enrique Peña Nieto (2012-2018): el caso estaría relacionado con corrupción durante la campaña política del priista, López Obrador ha indicado que se usaron grandes cantidades de dinero sin que existieran consecuencias legales.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *