‘Es algo tóxico’, denuncia Sydney McLaughlin

La estadunidense Sydney McLaughlincampeona olímpica y plusmarquista mundial de 400 metros vallas, difundió un emotivo testimonio sobre las expectativas por su estatus y la gestión de las redes sociales, haciéndose eco de la salud mental de los deportistas, tema que destapó la gimnasta Simone Biles.

Me duele y me parece muy irrespetuoso hacer todo bien, pero que nunca sea suficiente. Siempre hay un problema con uno”, explica la joven campeona de 22 años, en lágrimas en un video publicado el lunes en su cuenta de Instagram.

Prodigio del atletismo, Sydney McLaughlin se convirtió este verano en doble campeona olímpica (400 metros vallas con un récord mundial sensacional y en la prueba de relevo de 4 x 400 m). Su video fue filmado justo después de las selecciones americanas en junio, cuando batió por primera vez el récord mundial de su disciplina favorita.

“Puedo publicar como es debido, decir todo lo que sea necesario, hacer todo lo que haga falta, ocuparme de lo que me concierne, y a algunos siempre les desagradaMe alegra no vivir más para la mirada de los demás, porque en este tipo de momentos podría haberme hundido durante tres semanas”, apunta en medio de explicaciones sobre su fe cristiana y las expectativas de su entorno.

No hemos sido concebidos para soportar tal peso, para atraer esa atención, no estamos hechos para ser famosos“, añade la estadunidense, que cuenta con cerca de un millón de seguidores en Instagram, siendo una de las atletas más seguidas del mundo.

“Estoy agradecida de poder hablar con tanta gente (en las redes sociales) pero no lo quiero, es tóxico, me pone realmente enferma (…). Solo pido un poco de respeto“, subraya.

A raíz de su publicación, McLaughlin recibió el apoyo de varios atletas de primer orden, entre ellos Trayvon BromellOmar McLeod o su compañera del 4×400 m Allyson Felix, que le respondió: “Eres lo suficientemente auténtica. Lo que tú eres es más grande que lo que el deporte puede ofrecerte”.