Reino Unido, en caos: problemas en gasolineras y farmacias

Más de 2,000 gasolineras británicas seguían secas el jueves debido a una escasez de camioneros que estaba empezando a interrumpir las entregas a las farmacias, mientras que los agricultores advertían de que la falta de carniceros podría llevar a un sacrificio masivo de cerdos.

En una semana caótica, en la que hubo peleas en las gasolineras y personas llenaron botellas de agua con combustibles, los ministros británicos han insistido en que la crisis estaba cesando, pero el miércoles ordenaron a soldados que empezaran a conducir camiones cisterna.

Los ministros han rechazado las críticas de que la escasez de camioneros ha sido causada por la salida de Gran Bretaña de la Unión Europea, señalando que hay carencias similares en otros lugares después de que los confinamientos por el Covid-19 detuvieron miles de pruebas de conductores de camiones.

La Asociación de Minoristas de Gasolina (PRA), que representa al 65% de las 8,380 gasolineras británicas, dijo que sus miembros informaron el jueves de que el 27% de los surtidores estaban secos, el 21% sólo tenía un tipo de combustible y el 52% tenía suficiente gasolina y gasóleo.

“Se está agotando más rápido de lo habitual debido a una demanda sin precedentes”, dijo el director ejecutivo de la PRA, Gordon Balmer, quien afirmó que seguía escuchando abusos verbales y físicos contra el personal de las gasolineras.

Reporteros de Reuters visitaron el jueves 10 gasolineras en Londres y sus alrededores. Tres estaban abiertas. Una fila de docenas de conductores serpenteaba desde una de las estaciones, con el personal intentando dirigir la cola.

La escasez de camioneros es tal que las farmacias se estaban viendo afectadas.

“Toda la cadena de suministro se ha visto afectada, desde el suministro de los depósitos mayoristas hasta las entregas desde los depósitos a las farmacias”, dijo una portavoz de la asociación que representa a los grandes operadores del sector.

Además del combustible y los medicamentos, la industria agrícola advirtió de que cientos de miles de cerdos podrían tener que ser sacrificados en unas semanas, a menos que el gobierno conceda visados para permitir la entrada de más carniceros en el país.

Los datos del Ministerio de Transportes indicaron que el tráfico de automóviles había disminuido 6 puntos porcentuales el lunes respecto de la semana anterior, hasta alcanzar el volumen más bajo en un lunes no festivo desde el 12 de julio. Inglaterra puso fin a las restricciones por el Covid el 19 de julio.

La interrupción y la subida de precios que se espera que alimente amenaza con socavar el crecimiento económico de Gran Bretaña, previsto en un 7% para este año.

Datos publicados por la Oficina de Estadísticas Nacionales el jueves mostraron que la economía creció más de lo que se pensaba en el período abril-junio, antes de lo que parecía una fuerte desaceleración, a medida que aumentan los cuellos de botella tras el confinamiento, incluida la escasez de conductores de camiones.

RETIRADA DE CERDOS

La crisis de las gasolineras ha provocado el desdén de algunas capitales europeas, con políticos de alto nivel que sugieren que la escasez de camioneros en Gran Bretaña fue una clara consecuencia de su decisión en el referéndum de 2016 de abandonar la UE.

Los ministros británicos lo han negado, pese a que decenas de miles de camioneros de la UE se fueron durante la vorágine del Brexit.

Una aguda escasez de carniceros y matarifes en la industria del procesamiento de la carne se ha visto exacerbada por el Covid-19 y la política de inmigración británica posterior al Brexit, que ha restringido el flujo de trabajadores de Europa del Este.

Lizzie Wilson, responsable de los servicios políticos de la National Pig Association (NPA), dijo que la escasez de carniceros significaba que los procesadores estaban operando a un 25% de capacidad reducida.

Como consecuencia, los cerdos maduros listos para ser procesados se acumulan en las granjas, lo que provoca problemas de sanitarios.

“Actualmente hay unos 120,000 cerdos en las granjas que ya deberían haber sido sacrificados, descuartizados, estar en la cadena alimentaria y ser consumidos”, dijo Wilson.

Minette Batters, presidenta del Sindicato Nacional de Agricultores, dijo que el sacrificio de hasta 150,000 cerdos estaba “potencialmente a una semana o diez días”.