De migrantes a Reyes Magos, varios consiguen trabajo en romerías de la CDMX

Varios migrantes haitianos que están buscando llegar a Estados Unidos han encontrado trabajo, justo, de Reyes Magos en las romerías instaladas en varios puntos de la ciudad.

“Nos sentamos arriba de este elefante haciendo fotos con las gente”, dijo Matheo, migrante haitiano.

Varios migrantes haitianos trabajan en las romerías navideñas de la alcaldía Cuauhtémoc. Ahí personifican a Baltasar.

“Es una celebración donde mis amigos y yo podemos trabajar. Nos ponemos disfraces, entonces podemos tomarnos fotografías con las mexicanas, los mexicanos”, explicó Tony Jean Charles, migrante haitiano

Varios llegaron en la caravana migrante. Otros más, transitan en el país constantemente tras haber trabajado en países como Brasil.

“Me gusta México porque no hay racismo. Todos los mexicanos, todas las mexicanas se quieren hacer fotos conmigo aquí y no demuestran racismo, Me gusta mucho México”, agregó Tony.

Incluso hay un rey mago proveniente de África, tal como el auténtico Baltasar. John es un migrante nigeriano que lleva cinco años viviendo en México.

“Amigos que me invitaron me avisaron que aquí en México había un programa cada diciembre, enero, un programa para ser rey mago, que necesite trabajo porque yo soy negro”, explicó John Victor Chinedu, migrante africano.

De migrantes a Reyes Magos, varios consiguen trabajo en romerías de la CDMX

De migrantes a Reyes Magos, varios consiguen trabajo en romerías de la CDMX. FOTO Cuartoscuro

“Ahorita estaré viviendo aquí en México porque mi país es una cosa poco económico”, dijo John.

En la romería del Monumento a la Revolución, hay un haitiano y uno de origen nigeriano. En la de la explanada de la alcaldía Cuauhtémoc, son seis migrantes haitianos quienes personifican a Baltasar.

“Es el primer trabajo que consigo. Yo soy maestro de construcción, pero cuando llegamos aquí no encontramos nada”, explicó Matheo.

“Cuando nació Jesús, ellos fueron a visitar a Jesús, por eso me da gusto mi trabajo. Haciendo niños felices, tomando fotos, nada más”, concluyó John Victor.

Con información de Monserrat Ortiz