Gobierno de AMLO presenta al INE plan de austeridad para realizar consulta de Revocación de Mandato

El Gobierno del presidente Andrés Manuel López Obrador (AMLO), presentó el plan de austeridad, el cual permitirá al Instituto Nacional Electoral (INE) reducir sus gastos y eficientar su presupuesto para llevar a cabo la consulta de Revocación de Mandato en México.

“Vamos a hacer una presentación de un trabajo conjunto de la Secretaría de la Función Pública y la Secretaría de Hacienda respecto al análisis presupuestal del Instituto Nacional Electoral y una propuesta que incluyó el señor presidente de que presentáramos de manera respetuosa al INE, en su carácter de órgano autónomo. Elaboramos un plan de austeridad para garantizar, en términos económicos que la Revocación de Mandato pueda llevarse tal y como la Constitución lo obliga”, informó el secretario de Gobernación, Adán Augusto López en la conferencia mañanera.

Roberto Salcedo Aquino, secretario de la Función Pública, explicó que si los órganos independientes adoptan la política de austeridad republicana que aplica el Estado, los recursos públicos se utilizarán en máximo beneficio a la ciudadanía y se atenderán los mandatos populares.

Salcedo Aquino señaló algunas de las medidas de austeridad que aplica la administración del presidente López Obrador.

  • Los entes públicos redujeron sus estructuras orgánicas y ocupacionales en plazas de mando, enlaces, y gabinetes de apoyo hasta en un 30%.
  • Solo se autorizaron secretarios particulares a los titulares de las dependencias y el servicio de choferes se limitó a secretarias, subsecretarios y sus superiores.
  • Se eliminaron las plazas de dirección General adjunta.
  • Se redujo el salario comenzando con el del Presidente de la República, en un rango que fue del 50% al 12%, asegurando que ningún funcionario recibiera un sueldo mayor al Presidente de México.
  • Se suprimieron las pensiones y regímenes especiales de retiro, así como de seguros de gastos médicos y seguros de vida.
  • Se suspendieron los gastos superfluos en viajes, comidas y telefonía.
  • Solo de adquirieron insumos estrictamente necesarios.
  • Se evitaron derroches en los servicios de energía, agua y gasolina.
  • Tampoco se autorizaron recursos para remodelaciones estéticas ni se compró inmobiliario necesario.

Tras estos señalamientos, Juan Pablo de Botton, subsecretario de Hacienda y Crédito Público comentó que a partir de ajustes similares el INE tendría una disponibilidad de presupuesto estimado de 2 mil 972 millones de pesos.

El subsecretario de Hacienda y Crédito Público detalló que por sueldos y salarios, este ejercicio muestra ahorros de hasta 718.8 millones de pesos, dejando en claro que no afecta a personal operativo del INE ni implican reducir plazas.

Entre los recortes habría un nuevo tabulador de sueldos y salarios para 1,336 plazas que tiene el INE, habría ajustes a estímulo de personal, eliminación del seguro de gastos médicos mayores, así como del de separación individualizada.

Con respecto a los gastos de operación, se presentó una propuesta de ahorro de 1,384.5 millones de pesos: 830 millones ya destinados para la consulta, así como 554.5 millones por ahorros de austeridad.

Entre los conceptos que se contemplan reducir serían: telefonía celular, combustibles, arrendamientos, viáticos y pasajes, alimentación, equipo de telecomunicaciones, bienes informáticos, papelería, congresos y convenciones, así como consumibles de equipo de cómputo.

Finalmente, en cuanto a fideicomisos el Gobierno de México plantea una disponibilidad de hasta 866.7 millones de pesos.

Con información de Noticieros Televisa.