Francia anuncia sanciones y aumento del uso de la fuerza ante violentas protestas de “chalecos amarillos”

A demonstrator waves the French flag onto a burning barricade on the Champs-Elysees avenue with the Arc de Triomphe in background, during a demonstration against the rising of the fuel taxes, Saturday, Nov. 24, 2018 in Paris. French police fired tear gas and water cannons to disperse demonstrators in Paris Saturday, as thousands gathered in the capital and staged road blockades across the nation to vent anger against rising fuel taxes and Emmanuel Macron's presidency.(AP Photo/Michel Euler)

El Gobierno de Francia anunció hoy un paquete de medidas contra las manifestaciones, tras la violenta jornada de los ‘chalecos amarillos’ del sábado pasado, que incluyen prohibir el acceso a los Campos Elíseos, aplicar multas a marchas sin autorización y un mayor uso de la fuerza.

El primer ministro francés, Edouard Philippe, confirmó este lunes que hubo “disfunciones” en el dispositivo de seguridad del fin de semana, cuando las protestas se salieron de control, y hubo incendios de tiendas y restaurantes en el centro de París, por lo que fue reemplazado el jefe de la policía, Michel Delpuech.

El cargo será ocupado por Didier Lallement, cuyo nombramiento será oficializado el próximo 20 de marzo en el Consejo de Ministros, informó Philippe, quien junto con la ministra de Justicia y el ministro del Interior anunció medidas que se aplicarán tanto en la capital como en otras ciudades.

De ahora en adelante, en caso de sospecha de posibles altercados, los ‘chalecos amarillos’ no podrán protestar en los Campos Elíseos de París, la plaza Pey-Berland de Burdeos, ni en la plaza del Capitolio de Toulouse, informó la cadena de televisión France24.

Las medidas se sumarán a la ley antidisturbios votada el pasado martes, que está siendo examinada por el Consejo Constitucional por petición del presidente Emmanuel Macron antes de entrar en vigor.

El primer ministro aseguró que quienes cometieron actos de vandalismo no eran manifestantes, sino grupos radicales de extrema izquierda, “que buscan destruir”, para argumentar la prohibición de manifestaciones en los barrios en donde se identifiquen a estos “elementos”.

También habrá multas a quienes participen en manifestaciones que no han sido permitidas, es decir, no declaradas ante las autoridades.

El sábado 16 de marzo, los Campos Elíseos fueron escenario de disturbios en el decimoctavo sábado consecutivo de protestas del movimiento de los ‘chalecos amarillos’, que terminó con destrozos a unos 100 comercios de esa avenida.

Las aseguradoras estimaron daños por 170 millones de euros por los disturbios, en la que fueron arrestadas 250 personas, 38 de ellas ya imputadas.

En un comunicado, el primer ministro aseguró que se van a analizar los hechos para prevenir nuevos disturbios, luego que el sábado anterior se omitió desplegar el dispositivo creado luego de las protestas violentas de diciembre y que hasta ahora había funcionado.

El propio Macron fue criticado con dureza, debido a que mientras se producían los disturbios en la capital, el presidente pasaba un fin de semana de descanso, esquiando en la estación de La Mongie, junto a su esposa.