marzo 30, 2020

‘La Catrina’, líder de grupo de sicarios del CJNG y amante de las armas

Guadalupe María Esquivel, La Catrina, participó en la organización de la emboscada en donde murieron 14 policías estatales en el municipio de Aguililla, la mañana del lunes 14 de octubre de 2019.

La Catrina fue una mujer hermosa, rodeada de lujos, de vehículos de alta gama y de poder, mismo que ejercía con crueldad y sin titubeos contra policías y contra cualquiera de sus enemigos.

La Jefa de jefas del Cártel Jalisco Nueva Generación (CJNG) en Michoacán, era fanática de las redes sociales, en donde difundía imágenes de su cuerpo esculpido por las cirugías estéticas.

En sus fotografías siempre mostraba diversas armas tanto cortas como largas e incluso presumía un “cuerno chivo” bañado en oro.

Guadalupe María Esquivel, oriunda de la región de Aguililla, tuvo un rápido crecimiento en el crimen organizado y fue apoyada por su pareja sentimental El M2.

Le gustaba posar frente a la cámara fotográfica rodeada de su gente armada y con una copa de champagne Moet & Chandon, en primer plano. La Catrina fue abatida el viernes tras un enfrentamiento registrado en el municipio de Aguililla, Michoacán.

Comandaba en la región de la Tierra Caliente a un grupo de sicarios del cártel de Jalisco, el cual enfrentó a tiros el viernes a elementos de la Guardia Nacional. Durante el intercambio de disparos, Guadalupe María Esquivel resultó gravemente lesionada en el cuello, por lo que fue trasladaba en un helicóptero a un hospital; sin embargo, minutos después de que despegó el helicóptero, La Catrina perdió la vida por la gravedad de las heridas causadas por los disparos.

En la comunidad de la Bocanada, se llevó a cabo el choque armado que terminó con la vida de La Catrina también llamada la Jefa de jefas de la Tierra Caliente. Ahí, la Guardia Nacional detuvo también a Alejandra, Everardo, Brayan, Juan Carlos, Octavio, Pedro y Alejandro, quienes fueron puestos a disposición de la Fiscalía General de la República. A los presuntos sicarios les aseguraron 10 armas largas, cargadores, cartuchos y vehículos, los cuales están bajo resguardo de la autoridad correspondiente.

La muerte de La Catrina y las detenciones del resto de la célula criminal del cártel de Jalisco, es el golpe más importante que ha propinado la Guardia Nacional en Michoacán.